CRITICA: “Cuando te encuentre”: Soldados del amor

Otra novela de Nicholas Sparks salta a la gran pantalla con todo lo que ello implica. Una pastelada total, inverosímil, abusiva y artificiosa, presidida por un Zac Efron que aún parece lejos de poder enfrentarse a papeles profundos.  

Logan (Zac Efron) sobrevive al infierno de Iraq, en parte por la suerte que parece aportarle una foto que encuentra momentos después de un ataque insurgente. Localizar a la chica retratada (Taylor Schilling) se convierte para él en algo perentorio. A pesar de las sugerencias inquietantes de su título ─puede que sea porque a estas alturas ya tenemos la mente demasiado sucia─, “Cuando te encuentre” (ver tráiler) no es un thriller de acosadores y jovenzuelas desprevenidas, ni mucho menos. Es otra adaptación de una novela de Nicholas Sparks con todo lo que ello implica, sea uno o no prejuicioso ante este tipo de menús extra de azúcar.

«¿Por qué yo sobreviví, y otros no?». Vale, la película es una pastelada de principio a fin, enfocada a los adictos al merengue cinematográfico. Perfecto, tiene su público, y los cuentos edulcorados como este no tienen por qué estar mal resueltos en lo técnico y lo humano. Pero lo que proponen el director Scott Hicks y su guionista, Will Fetters, con la connivencia de Alar Kivilo ─responsable de una fotografía que rebasa los postulados postaleros─ y Mark Isham ─su banda sonora da vergüenza ajena en la orquestación y la elección de temas; por lo abusivo, no por lo inepto, se entiende─, es indefendible desde su indignante artificio y el abrazo de la inverosimilitud y la idiotización supina definitiva.

Todo en “Cuando te encuentre” es perritos, guarderías, atardeceres, cerveza sin y jambalaya; hasta el fuego es amigo. En semejante circuito de noñería insufrible, es difícil pensar que la elección de Efron para el papel principal se deba a su intento de evolucionar como actor, sino más bien a su efecto reclamo para arrastrar a las adolescentes a las salas; y no nos engañemos, está muy lejos de poder interpretar a un soldado traumatizado. Muy, muy lejos. El resto del reparto, poco que decir, salvo tal vez un recuerdo para Jay R. Ferguson, suerte de eco alelado del Brian Dennehy de “Acorralado”. Sabemos cómo empieza, cómo se desarrolla, cómo acaba: bien. O sea, mal.

Calificación: 3/10
Anuncios

~ por estrenosdecine en 31 de mayo de 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: